13 de diciembre de 2008

Yoigger

Señoras y señores, he de confesarles un secreto. Quizás les sorprenda o quizás no, pero hoy me ha llegado la factura del móvil y me ha apetecido hablar de eso, quizás por puro recochineo.

Soy de Yoigo, y a mucha Yonra (chiste malo, crucifíquenme). Harto ya de las mierdas de Orange, de los abusos de Movistar y de los precios del antiguo Airtel (he pasado por todos esos castigos), me cambié a Yoigo, en busca de un atisbo de luz entre tanto tenebrismo. Y lo encontré.

Lo primero que me gustó es el maravilloso
móvil que me dieron por un más que ridículo precio:



Lo segundo, que no menos importante, sus precios. Y lo tercero... Bueno, no hay tercero. Es simplemente eso. Llevo algo más de un año funcionando con ellos y no me ha dado ningún problema, y las facturas, irrisorias de lo bajas que son.

Qué coño, que me encanta mi móvil y, a pesar de formar parte de una minoría, amo a Yoigo. De hecho, he de confesar otra cosa: me masturbo pensando en su logo. Es tan... sugerente...


Para concluir, diré un par de cosas. La primera es: PÁSATE A YOIGO. La segunda es: no me pagan por hacer publicidad, pero DEBERÍAN.

2 comentarios:

  1. 1. no me voy a pasar a yoigo
    2. tio...por dios...que chiste... ¬¬

    ResponderEliminar
  2. preguntale a capillas que bien le va con yoigo =P jajaa

    ResponderEliminar

Cada vez que alguien pasa por aquí y no comenta, un gatito muere. True Story.