17 de enero de 2009

De rebajas

Más vale tarde que nunca, dice el refrán. Así que vilmente mi madre me ha arrancado de la cama hoy sábado a las 11 de la mañana para irnos de rebajas. Sí, sábado. Sí, a las 11. Debería matarla, pero creo que lo dejaré por hoy.

Odio ir a comprar ropa, con toda mi alma. Odio tirarme de pie horas, esperar largas colas, y mirar ropa que en un 98 % de los casos no me gusta.

Pero bueno, estamos en rebajas, y hay que comprar ropa. Así que al final han caído un jersey, unos calcetines y unos pantalones. Y eso, que odio las rebajas.

1 comentario:

Cada vez que alguien pasa por aquí y no comenta, un gatito muere. True Story.